Viernes, 28 Abril 2017 17:42

Diatriba contra la podrida Urbe

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Vuelvo y repito la fugaz memoria por entre los agujeros negros de las inconsciencias y los de la conciencia ex post facto de que se trata del mediodía el equilibrio mas alto de la noche y el dìa o sea de Dios con la mìnima extensiòn y la màxima cantidad intensa de la inefabilidad y la armonía còsmica universal afuera en el big bang gaseoso de la urbe de carbòn y tisne ampárame señor de la palabra y del lenguaje y del idioma sin espacio ni tiempo con esta oraciòn que elevo con los rastreros signos del hombre remedo de los tuyos hechos de sonidos silenciosos y puntillosos por entre los nervios internos de la percepciòn carne devorada electrizada magnetizada oprimidamente que circula  o siento circular desde mis frentes hasta los dedos cuyos nombres no explicito en que querrá eros en que querrá la muerte en que querrá la poiesis de la vida y la realidad imponerse en este apetito de miseria y de universo ser entre lo feo ridìculo apestoso e indigerible en vòmitos nauseabundos como ratas aplastadas bajo caterpilas antiambientes o de gusanos queratinosos en dañado y punible ayuntamiento con cucarachas en salsas amariposadas y gargajos de machos de cantinas aguardienteras y usureras producto de lo  feo asco y lo siniestro como expresion enmascarado en la risa de las lingeries de los hechizos intersexsuales femina y mascula con sus senos sus falos sus penes sus bàculos y sus metàforas cupulares y sus glùteos alternando como un florero danzante entre el aire inmoral entre la retòrica moral entre el discurso anòmico por donde cruzan los relojes de làtigo horca y guillotina de la muerte y hasta los chupasangres contabilizados en los relojes y los cuadrantes de la alfabetica terrible y atrabiliaria que vomita algoritmos y abstracciones vacìas que no sirven para dar de comer a nadie ni quitarle el hambre ni la sed ni la falta de morada ni la falta de cubrimiento del cuerpo desnudo como el del rey aquel invisible con la conciencia de la inmoralidad andante en medio de un pueblo ciego e ignorante zarandeado por politiqueros sanguinarios matones usureros y acumuladores de recuros naturales limitados terratenientes de perra y muro ganaderos insaciables con colmillos de tigre y murcièlagos cibernètico chupadores de ojos y miradas inocentes como las de vicente entre matriarcados y patriarcados y anarquicas relaciones fragmentadas de la entera negligencia polìtica y cìvica de enterrar la cabeza como el avestruz sobre la hijueputa arena sedienta de carne y de sed sin la evidencia del ombligo de estos oligarcas sòlo ellos y el espejo maldito de su soberbia muertade hambre.

Visto 325 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Joomla templates by a4joomla