Domingo, 09 Abril 2017 00:25

SUEÑO DEL VIGILANTE

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Nada qué decir, excepto eso nada qué decir.No sé si suena chillón o hermoso,pero es mi fórmula para iniciar un vicio de escribir y difuminar cierto desasosiego de no saber nada de nada y explotar en ignorancia suma con signos persecutores como tábanos o abejorros o zancudos,como los que azotaban a Don quijote y éste defendiéndose a punta de una espada, un escudo y un caballo todos fantaciosos ellos, de manera que obligado ha de estar el lector de darlos por reales o si no no se divierte nada ya invadiendo la subjetividad de otro o de los otros, o sea, ustedes los navegantes en medio de signos, símbolos e hipertexos, que muchas veces no tienen aletas con qué digitar.Bien, pero no nos alejemos del asunto que es exactamente algo odioso que llevo por dentro o que me lleva por fuera, porque no hay cómo tener un enemigo, un contrincante con el qué peliar de lo lindo en torno de nada que puede ser el clima, el medioambiente, un sueño, como ese que soñé una vez que cabalgaba un caballo y ese caballo exactamente era yo e inmediatamente como mandan los psiquiatras me puse a escribirlo antes que se esfumara o se difuminara sintiendome algo satisfecho de haber sacado de la escombrera que es la mayor parte de mi mente o mi cerebro-no sé si esa equivalencia es perinente,pero ha de ser impertinente, pues todo esto que hasta aquí y como lo dije al principio hace parte de una hipótesis que consiste en que nunca decimos nada excepto que no decimos nada y he ahi la paradoja o la madre del cordero que dos benditas oraciones nucleares negativas me estan llevando sobre una hoja o mejor una página en blanco cuando no tenía ganas de nada, un desasosiego que te lleva a cuestionarte de dónde naciste, si naciste con ombligo, y entonces qué pasó, quien era tu madre y si esa madre tuvo ombligo o no, y si tenía era porque había una comunidad comunista primitiva donde todos tenían que ver con todos como una religion solidaria,responsable no obstante tantas ramas de hombres que fueron surgiendo desde el mar, luego através de los rios y las sabanas de bosques, o sea el matriarcado comunista, luego degenera en el patriarcalismo que lleva un falo autoritario entre las piernas y lo exhibe como un báculo de poder, de violencia, de soberanía, de dominio sobre la propia mujer y sus hijos-acuérdense de cronos , la terrible ficción-

Visto 621 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Joomla templates by a4joomla