Sábado, 05 Noviembre 2016 19:42

RUISEÑORA

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Quíse a la amada dulce

que murió un día.

Tal vez un dolor la aquejó.

Cuáles de tantos la tantalizarían?

Aprisionados los dedos tenía

con aníllos de oro y piedrería

que seguro mis dedos engastarían.

Por qué decidiste morir

con tan hermosos dedos Oh ruiseñora.

Sola vivías en el palomar

y nunca quisiste estar junto a mí

dulce pajarilla de las estaciones

si harto sobé tu cabecita

si en mi mano picaste harinas frescas

si siempre te ofrecì mi árbol verde.

Visto 436 veces
Más en esta categoría: « GAY URBE HAYKU EXHALACION »

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Joomla templates by a4joomla