Domingo, 28 Agosto 2016 02:07

MONOLOGO CONTINUO Y BAJO

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Continuar con la línea del deseo sin puntos suturas ni roturas o con todo eso  con intermitencias con continuidades como orinar o como niágaras que a rompe nos encontramos llenos de una cosa pero no sabemos su nombre ni la cosa misma, coseidad dicen los espistenolgos dentro del chorizo histórico a que nos tienen acostumbrados los enciclopediastas al menos yo no me escapo dentro del azar o casualidades en que se volvió todo eso del capitalismo de masas y sin masas porque una cosa le sucede a las plutocracias y otra al pueblo comunidad inmiscuída en saber a la topa tolondra lo que les pasa a esas minorias burocráticas que constituyen disque el gobierno destinado a controlar y a administrar a la mayoría constituídas en clases o en grupos o en tertulias vocingleras o retóricas en resignación y sinergia permanente porque no pueden decir que esta boca es mía primérisimamente mia como max stirner aunque yo tampoco el diablo de esta máquina se ha hecho el propósito de inventarme palabras de enredarme muchas donde el revuelto de prosodias ortografía y caligrafía andan en veremos como un pecado suelto el de aquella muchacha que le tiró a la madre y se le secó la mano o lo que le pasó a Cosme el remediano o riverano minero con el tal cebollo aquel que sonaba la tuba en la banda municipal de oído de nacimiento un negrito ahí sin forma de nada algo sanchopanzudo él que se enamoró perdido de bertha el espectro de la belleza en la plaza y el pueblo según los comentarios del mestizaje eurocentrista que por aquellas colinas mineras se calcinaba en chismorreos y habladurías del hombre aquel que pagaba avioneta expresa para venírse a motilar en Medellín la capital del marrullerismo avarico juninero de modas y de múltiples cosas raras que se hacían o nacían por obra de nadie sino de la miseria, la ignorancia aventurando como el pulgón de muchachitos reproducíanse y reproduciánse como ratoncitos y esos nombres le ponían como ratoncitos a la buena de dios vagando por los terrosos caminos uno y otros disque pavimentados cada mentro de corrupción para el bolsillo de los de cuello blanco disque religiosos y morales de corbatin como el turbay marihuanero aquel y sus matutes y en delatar eso es dable a fin de sacar el taco como huevo canceroso circulante por mi cerebro alborozado de liberarse de palabrería simbólica quemada vuelta ceniza y cascarón duro como de cerdo hasta liberarme si es que tal táctica y estrategia ulisíaca es efectiva y prudente y hasta vanidosa porque con algo se ha de envanecerse este o esto que llamamos hombre individuo persona yo que sé maldita sea no saber uno nada de nada sino lleno de refranes y garabatos de tinta borboteando como drácula por los labios por la comisura y del saber nanay cucas sólo paquetes disque de saber masterizados especializados o guetiao sin que uno sepa realmente en qué consiste dicho saber pero que se efectúa y se cree y con ello los anselmos comprenden la fe en que viven fe de carboneros como comunmente se dice y se dice hasta votar el taco el taco de espuma baba pus mugre y otras flatulencias que engendra la emoción, la tristeza, el odio, la ira, extractos líquidos o viscosos unos y otros duros como la piedra con la que se astilla uno los dientes y comen los odontólogos que si uno se descuida lo dejan sin muelero ni jeta que reciben las palmetadas de los politiqueros caciqueros del momento al pie del pobre carbonero para que les dé el votico de una democracia prostituída y los pongan a senar en la cámara eléctrica sin habersen sacado toda esa mierda imperdonable eufemisticamente llamada retórica de oradores en parrillas mediáticas y plataformantes porque allí es el reinado de la plata y de las morbosidades del poder dando espectáculo del bueno pedofílicamente unos otros adulterados en dañados y punibles ayuntamiento al que sostienen con el yo no fuí mientras el respetable mayoría andan descerebrados por el hambre del alimento esencial físico y la falta de proteínas y vitaminas cuando con el suicidio o subsidio que llaman no les alcanza para comprar la cara agua ache dos ho como nos lo enseñaron en la escuela una formulita tan chiquita pero tan cara y sin que este país tenga remedio a la corta distancia ni a la larga distancia aunque se mire por el telescopio como el Porfirio aquel que leía sus propios poemas con telescopio disque para leerlos mejor con la distancia del lector que no desea inmiscuírse con su propio bollo de allá de hoyo rico.

Visto 665 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Joomla templates by a4joomla