Viernes, 26 Agosto 2016 16:33

MONOLOGO NO COMPARTIDO Y CON GANAS

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

El halo de incomprensión por no decir ola me inunda como un mar exagerado en confusión a que me arroja este ejercicio de registro sismógrafo o chismógrafo para la mayor delicia de costureros anticuados o mesas redondas  y hasta cuadradas como se dice ahora en la postmoderna colonia en que vivimos bajo los escrúpulos de un lenguaje impúdico con que se amenaza nuestro cuerpo o se completa vaya uno a saber cuales de los vallas serà o de las villas es que hay tantos villanos en este pueblo que se ha masificado por atolondramiento consumista algo imperdonable no por el dinero vil metal en sí sino porque se ha saqueado el aire, el fuego, el agua, esos cuerpos tan apegados al nuestro cuerpo biològico irrespetado hasta lo inverosímil con sus fluídos de libido y de razón porque la razón tambien tiene sus pecados de excesiva abstracción ya que no da cuenta de los sueños a su pesar he soñado como un caballo su plato de hierba y troncos de plátanos,miel, aguamasa en galones,galpones o latas de herir por el poder de los establos que se gastan una jerga de poder la hijuemíchica yéndome a encontrar en medio de unas marraneras salgareñas por mejor determinar y ese encontron de diálogo con el patrón de la casa vuelta pocilga obligándome a abandonar mi casa vieja de milenios según pude constatar donde no se encontraba el baño por ninguna parte y era algo relacionado con lo que me ha acontecido en mi interior en estos días anteriores comprometido como estaba en visitar una finca para la venta en valparaíso cuando no estoy para esos trotes de marraneras yo un ciudadano malqueriente de la urbe y entendí que se me iba a despojar de mi lote tan querido y lanzarme al espacio de los inquilinatos y moteles llenos de plagas e impunidades de placer pecador de lenceros y lanceras armadas en especiales senos y penes facultativos según los gustos caros, carísimos como que la cosa se cotiza de viles euros y hasta libras y dóllares manchados de fecales y otros virus que se roen el cerebro si uno se descuida y deja que el lenguaje pierda su sintáxis semántica siendo fiel a ese líquido lento rabioso espumoso a reventar desde la peña o extracto de la locura de la que hablaba la señora o madame Pizarnik o sea cosas espectros de cuerpos sin cuerpos de una lencería profunda profundísima hasta las heces o eses de malogrados seres impotentes para ser serviles al capitalismo privatísimo y despojador del alimento básico de los bebes porque las madres sin leche líquida ni la de tarro podrán alimentar el futuro expresado en esta metáfora que uno no sabe dónde empieza ni dónde termina quién metaforiza a quien confusion eterna por meterme de hermeneúta en lo que no me importa en esta sosegada precipitud veloz de sílabras y consonantes avergonzadas en cúpulas encadenadas destinadas a la cegatud a tapar la realidad y erigirse ella misma en una realidad mas o menos convencional como se sanciona en el poder del poderío o del gobierno fantoche que no sabe realmente dónde está parado excepto en la paz armada con la que andamos todos los locombianos según el maestro llinás donde cada cuál se la jugará consigo mismo lo que no deja de ser una injusticia cuando uno ya no deja de ser un civilizado que no sabe sino solicitar o solisitarr su cuota de sol al menos diario con qué alimentarse en esta pus que se llama linguistica o sabor de lengua rumiante de sí misma empujada por el deseo de desear crear las mismas cosas que me ofenden como esa miseria extendida a lo largo del viaducto de comelatas comevidrios comemugres comesviento raspado con secos de risa pasados con sopas de agua gracias al maldito poder de miseria de las plutocracias mínimas ensacolevadas himnonizadas hasta el hartazgo en lo que sumiso me doy hasta dar con el cogollo de la ira de la emociòn de la verguenza queriéndola rematar y esto que consigno muy minuciosamente siguiendo las equivocaciones y dictados del deseo o vaya uno a saber quién o qué es el que le dicta a uno esta mancha interminable y circular de la cadena del lenguaje en el que según se dice moramos y vivimos sufrimos mientras nuestra carne asolapada y sola finge dolores, sudores, sensaciones sin par en la que y por la cual existe este yo cartesiano tan mal deducido y tan bien impuesto desde el socratismo mazamorrero y nadie que hable en antioqueño la fiolosofía tal como la alardea el señorísimo Fernando Gonzalez inventor de la nada, o sea del nadaísmo, unas carnitas y unos huecitos del suroeste que dieron por revelarse contra esa carnita y esos huesitos en los que fueron domados y domesticados sin poderse salir del desespero con cuanto escándalo mental de ficciòn loca cuando encomendados andaban por la locura de erasmo......

Visto 1293 veces
Más en esta categoría: « Cuento tres MONOLOGO CONTINUO Y BAJO »

1 comentario

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Joomla templates by a4joomla