Martes, 08 Marzo 2016 01:31

URBE QUE MATA

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Entre sus máquinas las moléculas

les producía el deseo aún vivo

de cuando jóvenes sin domar.

Entonces vino la sonrisa

que se murió pronto aromada:

la maquinaria falló.

Visto 779 veces
Más en esta categoría: « AMOR Y CUERPO IN MAQUINA »

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Joomla templates by a4joomla