Domingo, 06 Marzo 2016 18:59

BELLEZA Y RAIZ

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

El poeta no sabe lo que dice

tras las hojas virginales

en  las que se ceba un ósculo

de desnuda blancura muscular

de un doncel sumergido

que despierta a la dulce tentación

de un tálamo de molaridad salina.

Visto 761 veces
Más en esta categoría: « MESA AMOR Y CUERPO »

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Joomla templates by a4joomla