Domingo, 06 Marzo 2016 01:54

MESA

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

De un pie cojea la mesa de mi mente

no es que esté caída de lado

sino que danza con la cara plana

donde los demás la acompañan

en un desayuno deslucido

como las planicies desérticas

que piden quien las construya

con casas sin mesas patasarriba

mostrando la herida sana

de un deseo que se desborda

tras sus faldas del florero caído

y los pies regados y las manos alzadas

como árboles sin ramas, sin hojas

trozos de cuerpo sin cabeza ni nada

yo pisando el deseo intenso

en cada golpe de la palabra inacentuado

buscando el miserable placer

entre los escombros del hambre

a boca de lo innumerable que le reta.

Visto 440 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Joomla templates by a4joomla