Lunes, 08 Febrero 2016 02:00

INEXPRESABLES CAMARADAS

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

EN EL ATRIL COMO UN PÁJARO

EMBALSAMADO Y EXTRAÑO

ABRE SUS ALAS EL LIBRO,

LA MECEDORA SUSPENSA

BUENA DAMA DE MI CASA

HA TERMINADO SUS GIROS.

EN LA REPISA UN NIÑO CARGA EL ÁNFORA.

EXCLAVITUDES QUE NO MURMURAN SIQUIERA

Y ME ASEGURAN LA PAZ Y EL SUEÑO.

 

 

 

 

 

 

Visto 756 veces
Más en esta categoría: « MASCOTA REFLEXION DE LA RUTA »

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Joomla templates by a4joomla