Viernes, 29 Enero 2016 15:15

PIZTOLA Y ZOCALO

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Tengo el pecho anudado

de inefables lazos.

He mirado un niño 

con la mano extendida

cual si fuera una rama.

El pajarillo en ella se ha posado

y el niño lo mira embelesado

escuchándole su trino azulado

y al otro lado la alta torre satelital

no le ha dice nada..

Visto 432 veces
Más en esta categoría: « OVALO Y OLVIDO HAYKU DEL ROBOT »

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Joomla templates by a4joomla