Martes, 17 Noviembre 2015 20:09

CUERPOS

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Hubiera querido contornearlo con las manos

y no con los ojos y sus pestañas de rimel

cuando entró y se sentó de frente en la mesa

y le imaginó cada rombo de su desnudez

ceñida por el jean y el buzo

los incipientes dulces melocotones

inclinarse y chuparlos

arrodillarse y probarlo todo

con la sangre de golpe en la cara

con pena y verguenza.

los hermosos adolescentes

se sonrieron.

Visto 842 veces
Más en esta categoría: « ADAGIO JOVEN GOCE »

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Joomla templates by a4joomla