Domingo, 15 Noviembre 2015 16:18

ESPÍA

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

EL HOMBRE NO ES PEQUEÑO

REDUCIDO POR LA VIDA TAL VEZ

QUE AÚN LE RESPETA EL CRÁNEO

GRANDE Y LA VERRUGA NEGRA,

LOS OJOS TURBIOS TERRIFICOS

MANOS COMO ARAÑAS

CON LAS QUE GOLPEA EL AIRE

Y HACE SABER QUE VIVE

NO OBSTANTE LAS MARCAS DEL PASADO.

MIENTE CON ADORNOS

Y CON FALSA SONRISA DESVÍA LOS OJOS.

Visto 824 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Joomla templates by a4joomla