Domingo, 06 Septiembre 2015 00:39

LA VIRGEN RISUEÑA

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

APENAS ME SENTÉ FRENTE A TÍ

TEMBLASTE MI CUERPO  MORTAL.

POR ENTRE MIS OJOS INMANTADOS

HABRÁS CAÍDO  COMO PLUMA DE NIEVE

EN EL POZO DEL LUDIBRIO DE MI PLACER

TRANSFIGURADO TU CUERPO

DE JADE PURO, LIMPIO Y TRASLÚCIDO

PORQUE LA SANGRE Y EL DOLOR HUÍDOS

AL SUEÑO Y AL OLVIDO SE HAN IDO.

 

LUEGO FUE EL TIBIO FUEGO SIN LLAMA

SIN HUMO, PERO SÍ UN CALOR INTENSO

DE HUMEDO SENTIMIENTO VENAL

EN EL QUE TUVE PENSAMIENTOS CALLADOS

QUE DULCES SE SONREÍAN ADENTRO

CON UN AIRE ENCANTADO QUE SE ARREMOLINABA

ENTRE MI CORAZÓN Y LA INGLE ENHIESTA.

ME QUEDÉ SIN VOZ PARA QUE CUPIERA EL POEMA

DE AIRE SECO EN MI LENGUA PASTOSA

QUE SEGÓ MIS OJOS

E HIZO ZUMBAR MIS OÍDOS

EN RAUDALES DE SUDOR

HASTA QUE MI CUERPO YACIO DESFALLECIDO.

Visto 867 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Joomla templates by a4joomla